AL OTRO LADO DEL ESPEJO





Imagen de la red




Plasmo
mis versos
en acartonados panfletos,
absorbo
la liviana perseverancia
del jazmín en flor,
aprecio
la noche tenue
de sonidos opacos,
admiro
la calma del tálamo
que espera.
Palpo
el desafío de estrellas
como perlas,
amo
el sentir de un beso
grácil, alado suspiro,
atisbo
la distancia de un cuerpo
abrazado en la hiedra
que ramifica deseos,
añoro
líbidos encuentros
en la estación de placeres.
Siento
viva mi alma, satén
que resbala a mis pies,
adoro
el eco del viento
en las alas pobladas de ternura,
me resisto
a no hallar el placebo dulce
en mi cuerpo, en el sendero de terciopelo
que nace la magia del sueño,
libre de cadenas,
gritando sin palabras un te quiero,
sé que me esperas
al otro lado del espejo.
  
Quino ©

Derechos Reservados.