Alientos de pasión









El delirio en mi fiebre
por el oasis de tu alma
calmó mi deseo
por el rocío de tu piel, 
embriagada 
y columpiada
en la comisura 
de tus labios, 
exploró el despertar 
de la candente locura; 
de las dispares corazonadas,
de tu ombligo y primavera…
Mis manos vagan 
en tu modelada espalda, 
y nuestras cuerpos
se entrelazan 
como tormenta furiosa, 
estremeciendo 
el arrebato…
¡¡¡ La sangre cosquillea !!! 
Pausada…
Intensa…
Jadeante… 
Trabucando nuestros alientos de amor
en nuestra brisa 
-de lujuria ardiente-.
´


Quino © 2018
Derechos Reservados.
Imagen de la red.